Hamburguesas de nueces ecológicas

Hamburguesas de nueces ecológicas

El origen de este famoso filete redondo parece situarse en Hamburgo bajo el nombre de Rundstück warm (trozo redondo caliente). En este artículo puedes seguir su rastro de manera divertida.

Decimos parece, porque los expertos no se ponen de acuerdo en relación al lugar exacto donde se popularizó. Su historia está repleta de idas y venidas, de teorías sobre la primera receta o los responsables de su expansión. Sea como fuere, en la actualidad es uno de los alimentos más consumidos a nivel mundial, impulsado en EEUU por las grandes marcas de comida rápida y extendido a niveles febriles en Europa bajo todo tipo de variedades. También en su modalidad ecológica y saludable. Hoy os traemos un ejemplo de esta manera de consumir hamburguesas con uno de nuestros productos bio: las nueces medias ecológicas.

Ingredientes (4 raciones):

  • 250 g de nueces medias ecológicas
  • 250 ml de caldo de verduras
  • 125 g de pan integral
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 10 g de harina
  • 50 g de pan rallado
  • 10 ml de aceite de oliva
  • 1 pellizco de perejil, orégano y tomillo
  • Un pellizco de sal

Útiles necesarios:

  • 1 sartén
  • Horno
  • Thermomix o picadora

Tiempo: 40 minutos

PREPARACIÓN

Paso 1 – Triturando

Empezamos pelando y picando la cebolla y el ajo y trituramos las nueces medias ecológicas. Además, cortamos el pan integral en trozos pequeños.

Paso 2 – A fuego lento
Posteriormente añadimos a una sartén el aceite de oliva para calentarlo. Rehogamos la cebolla y el ajo y cuando veamos que la cebolla adquiere un tono transparente, agregamos la harina. Removemos durante un par de minutos.

Paso 3 – El caldo necesario

Sin dejar de remover incorporamos el caldo de verduras y calentamos hasta que se forme una salsa espesa. Cuando esto suceda, ponemos el pan integral, el perejil, el orégano y el tomillo y añadimos un pellizco de sal (generoso o no, al gusto). Con todo, removemos un poco más. Después retiramos del fuego la sartén y dejamos enfriar la mezcla.

 

Paso 4 – Las manos en la masa

Con la mezcla obtenida ya fría elaboramos con nuestras manos las hamburguesas, que serán de un grosor medio (ni muy finas ni muy anchas), y las rebozamos en pan rallado. Cuando las tengamos todas, las metemos en el horno y dejamos hacer hasta que veamos que están doradas.

A la hora de servirlas, podemos utilizar la modalidad que más os guste. Veréis como os sorprendéis de su sabor y aroma, a la altura de cualquier hamburguesa a la que estéis más acostumbrados.
¡Disfrutad!

A %d blogueros les gusta esto: